Discos // Luis Brea y El Miedo

a1672915885_10
Luis Brea
tiene miedo. Le tiene pavor a que, algún día, las noches se acaben. Teme que las miradas dejen de declamar cuartetos redondos y todo se ralentice. Se estremece al pensar que es posible, que algún día, el móvil enmudezca y no reciba ya más mensajes. Luis Brea se acojona, normal, porque la realidad es precisamente así, puñetera. Y tal cual es, así nos la cuenta. Luis Brea tiene miedo de no poder hilar, en un par de frases, todo el sentimiento que guarda el sencillo detalle de que ella no mire atrás al bajarse del coche. Y si no tiene miedo de eso, debería tenerlo. Porque es una habilidad difícil de encontrar, la suya. Un talento maravilloso el que tienen sus gafas. Captan con lúcida profundidad la vida, las relaciones personales y las plasman con humor y sencillez. Y lo recubre todo de esa voz dulce, de esos fraseos melosos… tan agradable que ni siquiera te das cuenta cuando una de sus canciones se clava en tu corazón y te hace llorar.

Brea se ha venido arriba en este segundo larga duración. Suena más contundente, más a banda de verdad y menos a un tipo con canciones que se disfraza de grupo. Parece que se ha rodeado de músicos para producir este álbum. Y parece que en directo va a abandonar por fin las programaciones y se arrancará con un formato más clásico, una presencia que siempre se ha echado de menos. Es más, ese ‘… y el Miedo’ que le acompaña ahora es en realidad (y también) el nombre de su nueva banda. Una suerte, porque temas como ‘Mil razones’ o ‘Tres cruces’ han nacido tan crecidas que necesitan de un sonido mucho más serio, más rotundo, al llevarlas al directo. Lo comprobaremos a finales de mes, el 26 de marzo concretamente, en la sala Sol.

Luis Brea y el Miedo’ son diez temas plagados de versos lúcidos como disparos “perder la ilusión por todo es tenerla por cualquier cosa”. Canciones inteligentes, banda sonora de toda una generación, “te dio por compartir lo que quedaba de tu corazón deshecho y en una bolsita”. Un disco en el que en cada escucha se descubre algo nuevo que te afecta, te toca. Un nuevo detalle esencial, “el mundo acaba en esta playa… pero no es el final”.

Y sobre todo, este trabajo es la respuesta de Brea a casi cuatro años de silencio. Estaba yendo todo muy rápido, dijo. Tenía que digerir todo lo que estaba pasando. Ahora, con los pulmones llenos de aire fresco y las cosas claras, ha tirado de autoedición para grabar el disco y de crowfunding para la edición. Y esa precariedad y esa aparente fragilidad me asustan, ahora, a mí. Si con el tiempo dejamos que Luis Brea se pierda en el silencio por falta de atención, estaremos muy cerca de la decadencia definitiva como sociedad.

Luis Brea y El Miedo en Madrid
Jueves, 26 de Marzo de 2015 a las 22:00 h
Sala El Sol
Entradas anticipadas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s