Discos // Pasajero / Parque de Atracciones

pasajero_parque_de_atracciones-portada
Ahí estaba, un pasaje de ensueño, donde debía prevalecer la alegría mayúscula. Con su noria y sus puestos de algodón de azúcar. Con esa sensación agridulce y adictiva de hincarles los dientes y sentir como se desvanecen al contacto con nuestra saliva. Con su stand de venta de tickets donde los niños aumentan los decibelios, presos de un subidón de adrenalina previo a los grandes momentos. A esos que se transforman en recuerdos duraderos y se registran en el hipocampo. Esos que de repente, cuando menos te lo esperas, te abordan en un descuido, sentado en una aburrida sala de espera o en mitad de un paseo bajo la nieve.

Un sitio que directamente asociamos con la diversión. Que por un mero matiz climático como puede ser la niebla se convierte en un lugar desangelado, sombrío, extrañamente agobiante. Eso es lo que evoca la portada del nuevo álbum de Pasajero. Y eso, al final, es una parte demasiado paradójica de la existencia humana. Cuando nadie la espera, aparece esa niebla, capaz de otorgar un aire fantasmagórico a realidades otrora felices. Que convierte la felicidad en hastío. Sin hacer ruido, sin publicitarse en demasía. Aparece, y te cala hasta los huesos. Y agrega a tu respiración un halo de humedad que se engancha a las comisuras de tu boca. Y luchas porque se deshaga en el aire. Y cuando pareces haber cumplido tu cometido ahí está, de nuevo, sellada a tus labios. No luches, no depende de ti que se vaya ahora.

El segundo trabajo de Pasajero es un soplido en pos de erradicar la neblina. Con el rugido de Daniel Arias. A base de los golpes de Josechu Gómez. Con Edu R. Paynter tocando teclas. Con el colosal rasgueo enérgico de Eduardo Martín. Y con Manuel Cabezalí, nuestro buen pastor Havalinesco, guiando al rebaño en pos de los mejores prados. Aquellos donde el sol siempre brilla.

Doce canciones donde se debaten entre la crudeza y la suavidad. Cuchillos afilados cubiertos con nubes de algodón. Sonidos que podrían apuñalarte, y aún así, prefieren rozarte con el mango, buscando tu atención. El 26 de Febrero se abre el Parque de Atracciones. Situado en la sala Joy Eslava de Madrid. Y os aseguramos que sobre las tablas no queda niebla. Y que, lejos de ver siluetas, disfrutaréis de una clara nitidez que fomentará el pleno regocijo. Y donde se paladeará la sensación de que sí, que hay cosas por las que merece la pena requerir una dosis extra de paciencia en vena.

Pasajero presentando Parque de atracciones
26 de febrero 2015
Joy Eslava (Madrid)
Entradas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s