Discos // Tori Sparks / El Mar

torisokLas palmas sordas prolongaban su eco en la plaza, mientras las guitarras se rasgaban a golpes de uña. Retumbaban fandangos, saetas, peteneras, alegrías, tientos y verdiales. Los niños correteaban en círculos, algunos acompañaban el cante. El sol brillaba resplandeciente en las paredes blancas de las casas bajas, y el charco de una fuente chapoteaba sin freno. Pero no, no estabas en Andalucía, sino en el centro de una concurrida calle en Chicago. Algo parecido a esta descontextualización sumarísima es lo que sientes tras los primeros acordes de “El Mar”, último trabajo de la estadounidense Tori Sparks. Una voz prodigiosa que se acompaña de instrumentos típicos de flamenco. Guitarras españolas, cajones y palmas arropan una sensualidad casi irreal. Que canta tanto en inglés como en castellano. Y en ambas lenguas desarrolla prodigiosas melodías de fácil digestión, pese al batiburrillo de ingredientes exóticos. Esta devoción que demuestra por sonidos característicos de nuestra tierra tiene su explicación en su lugar de residencia actual, Barcelona. Algo que le ha servido para incorporar elementos a su raigambre. Antes, bebía del blues y el folk rock, categorías en las que ha demostrado dotes más que sobradas. Pero la llamada de nuevos sonidos ha resultado un canto de sirena demasiado tentador. Para oficializar ese cambio de dirección, se ha hecho acompañar de un trío de flamenco fusión de la misma Barcelona, de nombre Calamento. Así, en El Mar encontramos delicadas versiones de temas ya universales (Quizás Quizás Quizás o La Llorona) o míticos dentro de la cultura española (Verde, adaptación del poema de Lorca). En algunos temas, como Under This Yellow Sun, muestra que todavía quedan restos de la Sparks que un día fue. Quizá sea el exponente más reconocible para los fans de sus anteriores trabajos. Su single de lanzamiento es Everybody Knows, una versión redonda de un clásico de Leonard Cohen. Así, tras doce canciones, un proyecto tan ambicioso y pocas veces llevado a cabo (nos resulta imposible no acordarnos aquí de Cathy Claret, aquella francesita de voz dulce que compuso el bolleré de Raimundo Amador) se convierte en algo cercano, evocador y la demostración palpable de que la música y las fronteras son antagónicas de raíz. Larga vida a lo heterogéneo. Próximos conciertos: Jueves 16 de octubre de 2014: Barcelona, Hard Rock Cafe (22h. Entrada libre con donativo -Concierto benéfico de Pinktober para investigación cáncer de mama-). Jueves 30 de octubre de 2014: Barcelona, Tienda Surco (20h. Presentación y show acústico para medios). Miércoles 5 de noviembre de 2014: Barcelona, Heliogàbal (22h. 5 €.).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s