Discos // GIN GA / YES/NO

GinGa_YesNo

Viena. Una ciudad de ensueño, de cartón piedra. Caminando por sus calles sientes que en cualquier momento todo se resquebrajará. Y se abrirá un hueco en mitad del asfalto por donde afloren todas sus miserias. Esas que el ojo humano aún no acostumbra a ver a orillas del Danubio.

Ciudad fría, de gente afable y sonriente, pero sin movimiento. Todo parece relegado a la quietud, a un trazo inmóvil de un lienzo de Klimt. Cuna mecida por las voces de mezzosopranos en templos del canto. Pero esto, lo que aquí nos ocupa, sencillamente, no nos lo esperábamos.

GIN GA son cuatro muchachotes austriacos que juegan a ser más londinenses que el Mind the Gap. Y sí, la palabra a remarcar de esta frase es JUEGAN. Porque eso es ni más ni menos lo que hacen. Desplegar un Twister gigante sobre el asfalto para que los Strauss (padre e hijo), Schubert, Niki Lauda y hasta el bueno de Christoph Waltz se descalcen y hagan temblar Karlskirche, encabritando a sus turísticos coches de caballos.

En otros campos, Gin Ga serían un videojuego jugable, un afable espectáculo de micromagia, un empate a 4 goles, donde los fallos defensivos son irrelevantes para el espectador. Espectáculo en pos de la diversión. Suenan a algo que ya todos conocemos, pero suenan bien. Y eso es más de la mitad del camino andado.

Cuatro años después de su carta de presentación, “They Should Have Told Us”, Alex Konrad, Emanuel Donner, Klemens Wihlidal y Matias Meno se arman de influencias sonoras para ofrecer en bandeja su segundo LP, de nombre YES/NO. Charlie Russell, encargado de la mezcla. Kasabian, Beady Eye, Alt-J o Jamiroquai en su intachable currículum. Líneas de bajo a lo Franz Ferdinand, pellizcos de Talking Heads y reminiscencias latentes de grupos como Two Door Cinema Club.

El resultado es un mejunje vitamínico sin parangón, aderezado con estribillos potentes, algunos coros épicos, violines alejados del intimismo y unos cuantos latigazos guitarreros. Todo regado con la figura inmisericorde de un gran sintetizador que consigue adherir los sonidos sin solución de continuidad a tu pie derecho. O al izquierdo, que también se te permite ser zurdo. Para muestra, Remember Whatever, el primer single Golden Boy, o Machine.

Doce canciones que han conseguido pintar a la cuna del imperio austrohúngaro con colores ácidos y trazas de hipsterismo en cada uno de sus rincones. Quién diría que teñir la plomiza lluvia centroeuropea fuera algo tan sencillo.

Próximas fechas en España:

Jueves 8 de mayo

BARCELONA

Sala BeCool

puertas: 20.30h
precio: 12e ant / 15e taquilla
entradas ya a la venta aquí

Viernes 9 de mayo
MADRID
FESTIMAD

Sala Charada

puertas: 20.30h
precio: 15e ant / 18e taquilla
entradas ya a la venta aquí

Sábado 10 de mayo
VALENCIA

Espai Rambleta

puertas: 22.00h
precio: 10e ant / 14e taquilla
entradas ya a la venta aquí
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s