Discos // The Last 3 Lines / New Songs for Old Rites

a1804005750_10
por Chris Val

A ver, el caso es que realmente es un EP. Cinco canciones. La primera es solo de 1:42. Buff, no sé si da para crítica, la verdad. Desconozco si tan siquiera el grupo tiene suficiente enjundia, apenas sabía de su existencia. Sé que han sido teloneros de Placebo y de Layabouts. Eso vende bastante. La portada es razonablemente atrayente. Un akelarre místico, retazos de mujeres ataviadas con túnicas que entrejuntan sus manos en éxtasis místico ante la presencia de un inquietante triángulo. Con la frondosidad del bosque ofreciendo cobijo. Te hace sentir extrañamente protegido, pese a que la estampa resulta inquietante, oye.

Al tener una carátula atractiva, la gente va a pinchar más en el enlace. La curiosidad hará el resto. Y luego pues contar un poco por encima que se trata de una mezcla de rock psicodélico con retazos folk, que ahora parece estar muy de moda. Que su primer trabajo data de 2008. Que este EP no sirve sino de consagración de un estilo que, pese a manido, resulta peculiarmente atractivo al verse algo más alejado del tamiz garage y punk de sus anteriores discos. Vale, eso me lo apunto. Ah, y que los tipos son de Barcelona. Y barbudos.

Placebo, leches, que no estamos diciendo que hayan sido teloneros de qué sé yo,_____ (inserte su grupo más denostado aquí).

Yo creo que suenan bastante bien. Y el rollito épico que se gastan en algunas canciones, con sus coros y su parafernalia, pues fíjate, en vez de restar suma bastante. Aunque quizá esté en una época de mi vida en la que sobrevaloro en exceso lo recargado, por todo aquello que aún continúa dándome vueltas en la cabeza . Está siendo un invierno demasiado barroco. A ver, qué más, qué más. Ah, no se me puede olvidar mencionar que distribuye Aloud Music. (Importante). Esta suena de puta madre. ¿Se llama Home, no? Podría definirla como una descarga fotovoltaica. Me gusta esa expresión, esa puedo meterla después en la crítica.

Tendré que ser meticuloso al hablar también sobre el tempo del disco. A cómo la serenidad del comienzo da paso a caminos tortuosos, donde tienen cabida la distorsión y los recovecos oscuros, pero donde jamás pretenden asfixiar al oyente. Escribiré algo así como que “su máxima pretensión es mostrar la oscuridad como único atajo para escapar de la propia sombra”. No, si te digo que hoy me he levantado con la metáfora subida.

No sé qué me pasa, nunca me gustó diciembre. Y creo que se debe a la cantidad de gente en las calles, saca lo peor de mí. Fíjate, aquí tienen un regusto progresivo que recuerda a los Mars Volta. Maravillosa. Esta cuál es, ¿la tres? Colorblind, se llama. Y la que cierra el disco (Ghost in disguise) tiene un par de riffs imbatibles. No, si al final con toda la coña de cinco canciones me han gustado las cinco. Pleno. Podría enfocarlo como un viaje iniciático a nuestras propias entrañas. Un recorrido arrastrando los pasos sobre un camino plagado de miedos internos. No, mejor no. Eso ya está muy visto. Quizá utilizar frases más contundentes, algo como más…

¿Sí? Hombre, qué tal. ¿La crítica del disco, dices? Nada, nada, ya está casi terminada…¿Que la quieres para ayer?… Ahora mismo te la mando, claro. Abrazos, chao, chao.

(Mierda).

Compra New Songs for Old Rites en la tienda de Aloud Music

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s