Sucedió en la Sala But // Built to Spill

built_to_spill_concierto
Built to Spill no vinieron a vendernos un disco. En realidad tampoco es que lo hubieran hecho antes; pero a ya cuatro años del There is No Enemy, los de Boise no tenían más plan que darnos una hora y media de aquello que les hace lo que son.
En un sala vestida con algunas calvas incipientes y, por supuesto, con algunas más camisetas de Neil Young, Marsch y los demás salieron al escenario con poca ceremonia. Sin necesidad alguna de protocolo ni de presentación y callando a todo el mundo con los primeros acordes de Going Against Your Mind.
A partir de ahí: 20 años del mejor ruido desfilando sin apresurarse por el escenario. Tocando al menos un tema de cada uno de sus álbumes, y dando a muchos de los asistentes más jóvenes el gustazo de poder oír por primera vez Built To Spill tocada en directo. Y de ahí sin pestañear versiones de Metallica, Blue Oyster Cult y The Smiths. Porque sí.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Impecables en su avalancha de guitarras, Built to Spill nos recordó su relevancia en la música actual, y lo mucho que ha llegado a influir en bandas que hoy ya consideramos imprescindibles.
Todo acabó en 90 minutos que pasaron demasiado rápido. Con la boca aún abierta por la versión de How Soon is Now? casi no vimos a Marsch desaparecer del escenario en mitad de un aplauso. Yéndose con el mismo abandono con que deja las frases a medias cuando canta. Y al igual que entonces nos pareció bien, porque lo importante es la música.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s