Se acaba el año de los Cuentos del Chino

cuentos_del_chino
He recibido carta del Chino.

No os la voy a transcribir aquí porque hay bastantes asuntos personales, pero básicamente, lo que viene a decir, es que está a punto de terminar su año, el año de los cuentos del Chino. El 16 de julio del año pasado comenzó a mandarme un cuento diario. Una historia inspirada en alguna de las canciones que había dentro de mi iPod. Él vive allí desde hace tiempo y sabe qué tema me viene mejor, cuál es particularmente adecuado para cada momento. Sabe cómo hacerme daño y cómo hacerme sonreír. Sabe latín, vamos…

Pero ahora, dice, va a parar un poco. No gana para sellos, dice. Así que va a espaciar un poco sus relatos. Dice que me seguirá mandando historias, pero que no me puede asegurar la periodicidad. Así que yo, y me temo que todo el que quiera leerlos, no tendremos más remedio que estar atentos. No se retira. Nunca dejará de haber cuentos del Chino porque es incapaz de dejar de contar historias (aquí, entre nosotros, no calla nunca), pero sólo aparecerán cuando a este venerable oriental le apetezca. No antes.

Por cierto que en su carta, el Chino me ha dejado también un mensaje para vosotros. Dice que está muy agradecido. Que no esperaba despertar ninguna atención y que cada comentario, cada “me gusta” le han hecho sentirse muy bien. Que no dejéis de hacerlo, dice. Que, en su pequeña cabaña dentro de mi iPod, os controla.

Lo dicho, el próximo 15 de julio será el último día del año de los cuentos del Chino. Gracias por la atención.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s