Crónica // Josele Santiago+Very Pomelo / Sala El Sol

josele_santiago
por Txemi Terroso
 // Ilustración: Oscar Giménez

Miro el reloj. Las diez y media. Apuro la tapita de paella y la caña, pago y salgo del bar. Cuando llego a la Sala Sol el del tupé acaba de subir el cierre. Están de obras, las escaleras están mudando de mármol como una serpiente canalla muda de piel, sin dejar de avanzar. Me he dado cuenta. Abajo, Ángel Carmona empieza a atraer a la gente con sus dotes de prestidigitador. Destila entusiasmo en la radio y también como líder, guitarra y voz de Aerostato, sonando a rock de hace años, a Sobrinus. A café y a bourbon. Qué bien me cae el condenao.

Y aparece Josele. Sin artificios. Se cuela en el escenario para preparar su guitarra, haciendo de pipa de él mismo, sin ambiciones. Eso le cuesta tener que escuchar a algún que otro fan que se le acerca a contarle alguna historia, emocionado. Algún buen recuerdo, seguro. Y Josele le escucha con una sonrisa forzada y con varios “muy bien” con forma de escudo que salen de su boca. Qué tipo, Josele. Se mueve entre la aversión a las masas y la necesidad imperiosa de contar historias. De cara al público pero siempre privado. Y hoy, además, no ha venido solo.

Me pregunto si Josele sabe que hay gente por ahí empezando sus conciertos a las nueve en punto. Supongo que no. Él va a la antigua, como antes, como dios manda.

A las once y media comienza el partido. Saca Very Pomelo. Alinean a seis postadolescentes caraduras, atrevidos y curiosos que tocan un folk popero inclasificable en catalán. Corta en seguida Josele, bien plantado en el escenario y hace suyo el concierto. Son tantos en el escenario que se agradece que sean todos diestros. Así los mástiles se alinean como los sables de un ejército de gala. El principio es un toma y daca ameno y divertido, en el que el balón pasa del catalán más cerrado al castellano más castizo, con normalidad. Josele fuerza un córner con aquello de “más tristes son ustedes rodeados de paredes, sin querer salir”. Posa una conciencia en las ramas de nuestras cabezas y el bosque que formamos se hace un punto más frondoso, más opaco.

Madre mía, si hace 20 años le dicen a Josele que dos décadas después iba a estar haciendo coros en catalán… lo mismo hasta te da la razón. Así de tocapelotas ha sido siempre. O lo mismo te suelta, “amigo, ¡qué coros! ¡Y cantando en catalán si hace falta!” Y ahí está. Fichando un tema de Very Pomelo para sus colores. Rasgándolo con su garganta. Cojones nunca le han faltao, la verdad. Y es curioso. Porque mientras unos van el otro vuelve. Y mientras unos maduran con el partido, el otro se mantiene joven. Y en medio nosotros, yendo y viniendo, mecidos por una marea tan tranquila como profunda. Como bañarse con flotador de pato en la Fosa de las Marianas.

Con el avanzar de la noche el pomelo se queda frío. Así que Josele se echa el equipo a la espalda. Juega en casa pero es muy listo. Se echa a un lado, deja que le remonten los catalanes, calienta el partido, se suma a su rival y hace patria. Y cuando nos damos cuenta estamos saltando todos juntos, como una hermandad de taraos.

Josele, cáncer y cura, joven como a nadie le importa, se vuelve hacia afuera, muestra sólo el borde de lo que guarda dentro y lo borda. El cabrón lo borda. Y nos vamos caminando, como llegamos. Tarde y mamaos. Como toca. Ole papa.

Anuncios

2 pensamientos en “Crónica // Josele Santiago+Very Pomelo / Sala El Sol

  1. No pude ir. Una pena…
    Da gusto ver qué bien se expresa la afición. Y es que esto de seguir a Josele, con los años, imprime carácter y es garantía de sentimiento y gusto por juntar palabras. Enhorabuena por la crónica.
    Y al compañero ilustrador, idem de idem. Ya digo, mucho gusto,mucho sentimiento y algún que otro tercio bien frío.
    Salud!

  2. Hola Álvaro,
    Muchas gracias por tus palabras y por la parte que me toca, en este caso, la de ilustrar. Eso precisamente pretendemos con nuestras crónicas, ir al sentimiento, a las sensaciones que un concierto nos puede provocar y nos encanta que eso es lo que perciban nuestros seguidores. Queda pendiente ese tercio entonces!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s