Crónica // Pulp / Primavera Sound 2011

Primavera_Sound_Pulp
por Txemi Terroso
// Ilustración: Oscar Giménez

Hay un tipo… no, espera. Vuelvo a empezar. Hay un SEÑOR subido a unos tablones. Las luces le hacen parecer más delgado de lo que es. Lleva gafas grandes y el pelo perdido, alborotado, muerto. Él habla y todos los demás escuchamos. Y cuando digo todos quiero decir TODOS. Y ese todos somos muchos. De verdad, cientos, miles… decenas de miles. E incluso un buen puñado de gente que no está aquí, no sentimos sus voces ni rozamos su sudor, pero escuchan las mismas palabras y sienten el mismo cansancio. Él, desde lo alto, nos mira sin vernos y nos cuenta que él no sabe nada. O casi nada. Dice que las cosas que ocurren en el mundo día a día tienen la habilidad de escapársele sin llegar nunca no ya a entenderlas sino a poder mirarlas con detenimiento. Pero, dice, que lo que sí que es capaz de hacer es entender aquellas cosas que por ser excesivamente grandes o suficientemente torpes, se plantan delante de él y no hay manera de esquivarlas. Como casi todos podemos…

Cosas como que el día a día se convierta en un pequeño infierno. Como esa sensación de no ser, únicamente por no tener. Sentir que cada concierto es una válvula de escape, es un no mirar atrás y todavía más, no mirar hacia adelante porque ya no queda nada. Es imposible no ver esa enorme soledad al sentir que todo el que debería echarte una mano y ponértelo fácil se preocupa sólo por su propio bienestar. Y Jarvis Cocker hace tiempo que se dio cuenta. Porque poco a poco nos han ido apartando tanto del espíritu crítico que hemos llegado a un punto en el que parece que nada importa. Nada nos importa.

Pero no es así. Porque en todos esos reductos que nos han creado para entretenernos, para mantenernos alejados de todo, sin iniciativa, la gente todavía es capaz de pensar. Nos abren las puertas de los festivales y allí acudimos como ovejas, sin protestas. Nos plantamos ante cualquier grupo, coreamos canciones y nos escapamos al Bar Italia a tomar la penúltima. Y suponen que así estamos entretenidos y que con eso nos vale. Una mano de pintura, dos fiestas y a correr. Pero se ve que nunca se pararon a escuchar la letra. Y no necesitamos más.

Y hoy ha llegado el día en el que no podemos dar otro paso, en el que nos sentamos en mitad de la calle y nos negamos a seguir detrás de ese palo que hace demasiado tiempo que ni siquiera tiene zanahoria. Sentados en medio de la calle no somos tan adorables como en mitad de un festival, no somos tan inofensivos. Y nos levantarán a golpes, nos sacarán de en medio con toda la razón que la televisión esté dispuesta a darles. Y por la noche nos acercaremos a ver a Pulp, al borde del mar. Cantaremos sus canciones y ser felices no nos impedirá volver mañana a la calle, a seguir dejando claro que este burro está harto de caminar sin saber hacia dónde va. Y volverán los palos y volverá la rabia de ver cómo se ríen de ti, como te ningunean. Como se empeñan en difamarte y en abrazar su silla bien caliente y mullida. Y volveremos al suelo hasta que se den cuenta de que lo que hay en las calles no es una minoría anárquica y despeinada. Que lo que hay en todo el mundo no es nada más que gente normal y corriente, GENTE COMÚN. Y los que llevan tiempo modificando el orden natural de las cosas… no somos precisamente nosotros.

She came from Greece she had a thirst for knowledge…”. El escenario grande se viene abajo. La gente salta y baila con una sensación casi perdida, que no nueva. La sensación de saber que gritar y bailar y beber y dejarse llevar noche tras noche y perder el control y follar con desconocidos y amanecer despistado, solo y triste no es lo único que podemos hacer. Que hay un paso más. Que hay tanta gente normal que es imposible perder la batalla.

Anuncios

2 pensamientos en “Crónica // Pulp / Primavera Sound 2011

  1. Con todo, muy bueno, pelotudos!
    Gran equipo para una propuesta encantadora, q no por adorable se queda en rimas musicales.
    Gracias por la reflexión, la música compartida, los pensamientos están vivos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s