Crónica // The Wave Pictures / Neu! Club

the_wave_pictures
por Txemi Terroso
// Ilustración: Oscar Giménez

¿Qué harías tú si tuvieras una banda? Es decir, ¿qué harías si, por ejemplo, fueses un pintor de brocha gorda de algún pueblo de Gales y te decidieses a montar una banda con un par de amigos también pintores? ¿Y si esa banda se resiente porque el chico que hace de batería decide irse a la Universidad? ¿No elegirías a un amigo que va a todos los conciertos cutres que habéis organizado hasta la fecha? Yo estoy convencido de que lo haría. Y The Wave Pictures es exactamente lo que hicieron.

Pero vamos más allá, ¿Qué harías para crecer? ¿Para conseguir que tu banda sea algo más que una banda de pueblo? Ellos lo que hicieron fue ir a Londres y grabar maquetas hasta que se les cayeron los dedos. Maquetas llenas de canciones que contaran cosas tontas, tan tontas que sean capaces de marcarte la vida. Y esas maquetas no se las mandaron a las discográficas, no. Fueron a parar a los artistas que más les gustaban y, oye, dio resultado porque en poco tiempo recorrían Estados Unidos teloneando a Herman Düne.

Avísame cuando te empiece a cansar con tanta pregunta pero, ¿qué harías tú si tu banda empieza a tener éxito? No un éxito brutal, de grandes estadios y olvido para mañana, sino ese éxito que consiste en que se hable de ti en cualquier parte del mundo en voz baja pero con ilusión y sonriendo. Yo, si yo tuviera una banda así, creo que haría lo mismo que hacen The Wave Pictures. Me llevaría a algunos buenos amigos que tengan un puñado de canciones decentes y tocaría sus canciones justo antes de mi propio concierto, para que la gente les conozca también. Y si se oye hablar de mi banda por una sola canción trataría de tocarla la primera en mis conciertos, para que a todos se les pase pronto la euforia y la gente se dé cuenta de que hay mucho más detrás del single.

Y si quisiera el destino que esa banda galesa imaginaria que me pertenece, que sólo vive en mi cerebro, un día, a finales de noviembre, diera un concierto en una de las salas más decentes de Madrid, estoy seguro de que trataría de hacer lo que mejor sabe: tocar canciones crudas, sin efectos, ni complicaciones. Y si a ese batería que antaño fue groupie le apeteciera cantar una canción le dejaríamos hacerlo, ¡y ya veremos quién toca la batería!

Y trataríamos de esconder tras nuestra cara de niños malos, de pintores galeses que llaman a tu puerta con una escalera enredada en el brazo y los pantalones manchados con el día a día, nuestra verdadera personalidad: alquimistas del buen rollo. Pero cuidado, también fabricantes de temazos capaces de hacerte sangrar las suelas de tanto bailar, con cuatro cosas (a saber: voz, guitarra, bajo y batería).

Y la gente saldría de los conciertos de mi banda galesa pensando que aquella podía haber sido su historia. Que están realmente cerca de ser The Wave Pictures porque, de verdad, no se puede ser más normal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s